Consejos para cuidar la espalda este verano

Estamos deseando irnos de vacaciones, después de un año entero trabajando nos encanta desconectar en un lugar nuevo, en el que no tengamos preocupaciones y podamos eliminar todo el estrés acumulado. El verano es para descansar, pero en muchas ocasiones volvemos más cansados que nos fuimos, y la espalda es una de las partes del cuerpo que más sufre con dolores o posibles contracturas.

solor espalda

La espalda acusa especialmente los cambios de rutina, no sólo físicamente, sino también de forma somática: los nervios, los preparativos, la tensión que se acumula por dejar todo listo antes de marcharnos, por conseguir el viaje perfecto, por llegar a todas las excursiones programadas, etc.

El autor del libro “Tu eres tu medicina”, Ata Pouramini, director de Quiropractic Valencia nos ofrece estos consejos para evitar que nuestra espalda sufra estas vacaciones:

1. El primer consejo tiene que ver con las expectativas que nos hemos impuesto para estos días de verano. No se trata de que sea perfecto, si estas expectativas son muy elevadas vamos a sufrir estrés y la espalda se va a resentir. Relájate y veranea, simplemente. Evitarás contracturas nerviosas.

2. Si has decidido practicar deportes de montaña como nueva experiencia este año, que tu espalda no pague la novatada. Procúrate un calzado adecuado a la actividad que vayas a practicar y de una mochila preparada para repartir el peso en la espalda, de arriba a abajo, y de izquierda a derecha. Los bastones de senderismo te ayudarán a evitar lesiones y a mantener dicho equilibrio.

senderismo

3. Si por el contrario, te espera el mar, cuidado con las chanclas. No sólo por las torceduras de tobillo y esguinces, a la orden del día, sino por los problemas de espalda asociados a caminar con ellas. Este calzado está diseñado para la arena de la playa, no para el asfalto. Ni siguiera para el paseo marítimo. Son absolutamente planas, carecen de cualquier diseño anatómico y producen dolores que llegan hasta la zona lumbar.

4. Los tacones, siempre peligrosos para la espalda, en verano ofrecen unos diseños abiertos, sin apenas sujeción lateral ni posterior. El talón suele quedar al aire, lo que aumenta el desequilibrio del cuerpo que produce este calzado y que soporta la columna vertebral, con lo que las molestias pueden producirse en toda la espalda.

tacones

5. Los viajes largos nos producen malestar y dolor en la espalda por el mantenimiento prolongado de malas posturas. Si viajas en avión o tren, procura levantarte y dar paseos para estirar cada cierto tiempo. En el coche, especial atención para los conductores, que se mantienen en una actitud de alerta, estresante, agarrados al volante. Es preciso que paren, que calculen bien la distancia de su asiento con respecto a los mandos y que lleven el calzado adecuado para conducir.

6. Aunque parezca mentira, hay personas que ya se lesionan la jornada de salida. Cuidado con las maletas, por favor. Según Ata Pouramini, el exceso de peso en el equipaje es uno de los motivos de consulta más  comunes en julio, agosto y septiembre. Es mejor repartir el peso en varias maletas o bolsa que estropear las vacaciones con una ciática.

equipaje

7. Si hablamos de lesiones graves, nos toca hablar del coche. El impacto que reciben algunos vehículos por detrás en accidentes automovilísticos provoca que cada verano aumenten los llamados “latigazos cervicales”. En este tipo de accidentes, recibimos un impulso hacia adelante debido al impacto trasero, de forma que el cinturón frena nuestro cuerpo pero la cabeza permanece libre, moviéndose hacia adelante y formando un curvatura con el cuello. El resultado de este movimiento es una lesión en las estructuras posteriores del cuello.

8. Y, por último, NUNCA bajes la guardia ante las posibles lesiones por zambullidas irresponsables. No te tires en zonas poco profundas y nunca en las que no conozcas. Las lesiones más comunes, de columna, cuello y espalda, van desde rozaduras leves y ligeras contracturas hasta accidentes que pueden postrarte en una silla de ruedas de por vida. No es alarmismo, sino una realidad que cada verano arroja datos. Pouramini, nos recuerda la importancia de no mover a un lesionado hasta que no lleguen los servicios de emergencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s