Los peligros de las “tablet-canguros” por la Doctora Marisa Navarro

En verano los niños disfrutan de gran cantidad de tiempo libre, y su entretenimiento se convierte para los padres en un problema, hasta el punto de que muchos menores pueden llegar a pasar mañanas enteras solos en sus casas. Esto unido a que los adultos, normalmente también cansados de una vida cada vez más estresante, y en la que se “tira” de la tecnología para todo, hace que encuentren la solución al ocio, e incluso el “cuidado” de sus hijos, en los dispositivos electrónicos.

Por este motivo hoy en día es muy frecuente ver a niños muy pequeños, incluso bebés, jugando con las tablets y móviles, utilizadas con demasiada frecuencia como “tablet-canguros”, para que los niños estén entretenidos mientras ellos están ocupados en otras cosas, explica la doctora Marisa Navarro, terapeuta y autora de los libros “La medicina emocional” y “El efecto tarta”.

marisa navarro

“Los padres normalmente consideran que, dejar a su hijo al cuidado de una tablet, un móvil, un videojuego… no entraña ningún riesgo, ya que pueden estar con juegos educativos, y así desarrollándose cognitivamente. Pero diversos estudios han dado a conocer que, por ejemplo, en niños en periodo de su desarrollo lingüístico, que pasan demasiado tiempo con la tablet, tardan más en hablar y en comunicarse con los demás” explica. Esto sucede debido a que a pesar del gran número de estímulos que reciben, no interactúan todo lo necesario con otras personas.

“Por lo tanto, cuanto más tiempo pasen delante de las pantallas, mayor será el retraso en el desarrollo del lenguaje y es que es la relación con la familia u otros seres humanos, lo que en mayor medida, fomenta la capacidad de hablar y otras capacidades cognitivas y vitales en los niños” advierte la doctora.

niño con tablet

“Especialistas de todo el mundo, incluso van más allá, y desaconsejan su uso, sobre todo en edades muy tempranas, advirtiendo de que esto puede afectar no sólo al habla, sino al desarrollo social, físico y emocional del niño, así como a su movilidad, o incluso provocar daños en su retina” añade Marisa Navarro.

En niños más mayores, pasar excesivo tiempo “al cuidado” de dispositivos electrónicos, puede interferir en el desarrollo de otras capacidades como la comunicación interpersonal, el aprender a expresar sus sentimientos y necesidades, el desarrollo de la imaginación, etc y hasta fomentar la obesidad y el sedentarismo.

niños jugando

Pero por otro lado, está claro que las nuevas generaciones son seres digitales, y no deben quedarse fuera del mundo en este sentido. Como todo, la clave está en el equilibrio y la moderación, y en un uso adecuado de la tecnología, acompañando en lo posible a los niños, y utilizándola no tanto como sustituto, sino para pasar mayor tiempo con ellos. De esta manera, la doctora, responde a dos preguntas clave sobre cómo se debe afrontar el uso de los dispositivos electrónicos.

– ¿A qué edad deben comenzar a poder utilizarla? Es aconsejable que no se les de la tablet o móviles hasta cumplidos los 18 meses, y a partir de esa edad, si interactúan con ellos que sea siempre en lo posible bajo la supervisión de un adulto y durante un tiempo limitado, no más de media hora al día, hasta que vayan cumpliendo más edad.

– ¿Cuánto tiempo es recomendable? Una vez que van siendo mayores, se recomienda que no sea más de un diez por ciento de la vida de un niño. Y por supuesto nunca deben sustituir actividades como jugar, cantar, leer, dibujar, escribir, interactuar con adultos y otros niños, etc.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s