“Comer, Aprender, Vivir”. Por unos buenos hábitos alimenticios en la infancia

Scolarest ha puesto en marcha el proyecto educativo “Comer, Aprender, Vivir”, con el objetivo de convertir los menús infantiles en instrumentos de enseñanza y aprendizaje. El gran reto es alimentar a las nuevas generaciones de manera sana, saludable y respetando el entorno. Para dar a conocer estos valores cuenta durante este curso escolar con una embajadora de lujo, la campeona olímpica de natación sincronizada Gemma Mengual.

Gemma Mengual - Scolarest

Una dieta completa y equilibrada es vital durante la infancia ya que permite a los niños y niñas crecer con salud. La etapa escolar es fundamental para influir de manera positiva en estos hábitos, por este motivo Scolarest trabaja la educación alimentaria desde el comedor escolar, un espacio clave a la hora de enseñar a los más pequeños a comer adecuadamente, así como aprender a disfrutar del momento de la comida en compañía de los demás, o a conocer las normas de buena conducta en la mesa.

Despertar el amor por la cocina y el acto de comer

La educación alimentaria no es sólo aprender a preparar platos saludables, sino que va mucho más allá. Una buena alimentación comienza con la planificación del menú. Desde ese momento, y hasta que el plato llega a la mesa, hay todo un proceso en el que los niños pueden (y deben) participar:

– Planificar el menú: Una correcta planificación, basada en los principios de una alimentación equilibrada, nos ayuda a conducir al niño hacia un patrón alimentario correcto. No podemos dejar en manos de los niños la elección de la composición, aunque deben sentirse partícipes eligiendo, por ejemplo, las propuestas para días especiales.

– Organizar la compra: Los niños y niñas pueden participar en la lista de la compra enumerando aquellos productos o alimentos que les gustaría incluir, admitiendo como válido para la cesta de la compra final algún alimento que les guste.

Supermercado

– Conocer los sitios donde compramos: De esta manera, los más pequeños aprenden a socializarse, a conocer qué es un mercado, las distintas tiendas de comestibles, la procedencia de los alimentos, su forma de conservación, etc.

– Almacenamiento y despensa: Colaborar en la organización de la compra les ayuda a familiarizarse con todos los alimentos, entender el porqué de la correcta conservación, e identificar qué alimentos no deben faltar en una “despensa saludable”.

– Elaboración: Esta fase es esencial para que los niños conozcan la transformación de los alimentos y el efecto que las diferentes técnicas culinarias tiene sobre los mismos. Todo ello sin olvidar que deben divertirse y disfrutar de la cocina, despertando su lado más creativo. La mejor manera de que disfruten del plato es que ellos mismos hayan ayudado en la elaboración.

Niños cocinando

Entrevista con Beatriz de Diego del servicio Nutrición y Dietética de Scolarest

Para profundizar un poco más en las cuestiones más relevantes sobre este tema, te ofrecemos esta exclusiva entrevista con la nutricionista Beatriz de Diego sobre los hábitos de alimentación infantil y cómo debemos actuar los padres para que crezcan sanos y saludables.

Mamás Saludables: ¿Qué consecuencias supondría una mala alimentación infantil en la edad adulta?

Beatriz de Diego: Los malos hábitos alimentarios pueden afectar directa o indirectamente a la salud, provocando desde déficits nutricionales, hasta enfermedades que cuentan con errores alimentarios como factores de riesgo ( obesidad, diabetes, hipertensión, problemas traumatológicos, musculares, etc..).

Si estos malos hábitos se instauran desde muy temprana edad, además del efecto acumulativo, pueden suponer una traba para una posterior re-educación alimentaria, la cual se ha demostrado mucho menos exitosa entre los adultos. Por ejemplo; el 40 % de los niños menores de 7 años obesos serán obesos en la edad adulta.

MMSS: Por norma general a los niños ciertos alimentos como verduras o pescados no suelen gustarles demasiado, ¿cómo podemos cambiar sus hábitos alimenticios para que coman de todo?

BdD: Lo primero que debemos hacer es ofrecerles todo tipo de alimentos. Muchas veces somos nosotros mismos los que ponemos limitaciones a la variedad de su dieta pensando que ciertos alimentos no van a ser admitidos por los niños.

Podemos comenzar ofreciéndoles alimentos con sabor y aspecto más suaves. Por ejemplo; comenzar ofreciéndoles calabacín pelado como vegetal entero para, poco a poco, introducir verduras como brócoli, acelgas, pescados de sabores neutros para continuar con otros más sabrosos… y empezar a introducir estos alimentos en pequeñas cantidades, como guarniciones o ingredientes secundarios de las recetas.

verduras para niños

MMSS: ¿Hasta que punto es importante la influencia de lo que comen los padres en su conducta alimentaria?

BdD: El modelo marcado en el entorno familiar es fundamental. Los niños aprenden por imitación. Lo ideal es comer en familia, no imponer sino explicar, y trasladarles las ventajas de una correcta alimentación.

MMSS: ¿Cuál podría ser la dieta modelo para los niños?

BdD: Una distribución modelo de menú diario podría ser: desayuno compuesto por lácteos, cereales y fruta; media mañana de pieza de fruta , lácteo o pequeño bocadillo con contenido de alimento magro; comida que aporte Hidratos de carbono ( arroces, pasta , legumbres), proteínas ( carnes, pescados y huevos), vegetales( crudos o cocinados), pan y agua. La merienda debe adaptarse al ritmo de actividad física que el niño va a tener durante la tarde, en el caso de tener una actividad intensa se le puede ofrecer un bocadillo y, en caso de actividad más ligera, ofrecer una pieza de fruta o lácteo para evitar que se llegue a la cena sin demasiado apetito. La cena debe tener una estructura similar a la comida pero con cocinados más sencillos para favorecer un buen descanso.

desayuno completo

MMSS: ¿Qué evolución tendría con la edad?

BdD: Con la edad los niños varían sus necesidades de energía y de los principales nutrientes relacionados con el desarrollo (calcio, hierro, proteínas) entre otros.

La adaptación de la dieta debe encaminarse hacia un ajuste de las raciones (cantidades) para equiparar la ingesta calórica y de nutrientes a los requerimientos, y  asegurar la presencia de alimentos con alta densidad nutricional: legumbres, verduras y frutas, lácteos , cereales, pescados y carnes.

MMSS: A esos padres que, por su actividad laboral, no tienen tiempo de cocinar y tiran “de cualquier cosa” para la comida o la cena, ¿qué consejo les daría?

BdD: Pueden priorizar el uso de alimentos mínimamente procesados y de técnicas culinarias sencillas que no añadan demasiada grasa. También es importante variar los alimentos escogidos y no abusar de ningún tipo de alimentos por muy saludable que sea; por ejemplo no siempre optar por ensaladas o lácteos.

Nunca deben “saltarse” ingestas principales, como son las cenas, por la escusa de la falta de tiempo. Una mínima previsión y planificación de la compra les ayudará a disponer de los alimentos necesarios para poder tomar la decisión correcta en el momento en el que las prisas acucien.

Mini recetario para casa

Scolarest ha elaborado un fácil y divertido recetario que recoge 12 propuestas donde las hortalizas, las legumbres, el pescado o la fruta son los protagonistas. ¡La mejor manera de iniciarlos en las técnicas culinarias es ponerles el delantal y hacerles partícipes del proceso que implica poner un plato en la mesa!

Aquí te dejamos las recetas que más nos han gustado para que podáis ponerlas en práctica este mismo fin de semana 😉 Verás que destacan, sobre todo, por su originalidad pero también por convertir las legumbres, verduras, frutas o pescados en una forma llamativa, divertida y muy saludable de consumir para los pequeños de la casa, y los no tan pequeños!

PIZZA DE COLIFLOR

Ingredientes (4 personas)

– 2 huevos
– 400 gramos de mozzarella
– 400 gramos de coliflor
– 120 gramos de queso rallado
– 40 gramos de jamón cocido
– Tiras de pimiento
– Orégano

Coliflor

Elaboración:

1. Ralla la coliflor cruda con un rallador de queso. Coge un bol y mezcla la coliflor rallada, con la mozarella y los huevos.

2. Cuando tengas una masa compacta, divídela en 4 partes y extiéndelas sobre una bandeja de horno con papel vegetal, estirando la masa con un rodillo hasta formar cuatro rectángulos.

3. Precalienta el horno a 230º y hornea las masas durante 13-15 minutos, que se vean tostadas.

4. Sácalas del horno, añade el queso rallado, el jamón en tiras, los pimientos troceados y el orégano. Vuelve a llevar al horno durante 5 minutos más para gratinarla y que el queso se funda.

HAMBURGUESA DE LENTEJAS

Ingredientes para 4 personas

– Una taza y media de agua
– 3/4 de taza de lentejas secas o 400 gramos de lentejas cocidas
– 1 cucharada pequeña de aceite de oliva virgen extra
– 1 taza de cebolla picada muy fina
– 1 diente de ajo picado
– Media taza de migas de pan o harina
– Media cucharada de finas hierbas
– Sal y pimienta

lentejas

Elaboración:

1. Pon las lentejas a remojo al menos cuatro horas antes. Pasado este tiempo, cuélalas y cuécelas con el agua. Una vez cocidas pásales la batidora hasta que quede una masa fina. Si usas lentejas ya cocidas, tritúralas directamente.

2. Pica la cebolla muy fina y añádela a las lentejas. Salpimenta, echa media cucharada de finas hierbas y el diente de ajo picado. Mezcla todo el conjunto y reserva unos minutos.

3. Pon en una sartén un poco de aceite a calentar. Toma porciones de la mezcla de lentejas y dale forma de hamburguesa (puedes añadir un poco más de harina o pan rallado si notas la masa muy blanda) y fríelas por ambos lados 3 o 4 minutos.

BOMBAS DE PESCADO

Ingredientes para 4 personas

– Medio kilo de filetes de merluza limpios
– Medio yogur griego
– 100 gramos de queso manchego rallado
– 4 cucharadas de perejil rallado
– 2 huevos
– Pan rallado
– Aceite de oliva
– Sal y pimienta

Merluza

Elaboración

1. Pica la merluza en trocitos pequeños y ponlos en un bol con sal, pimienta, la mitad del yogur griego, el queso rallado, una cucharada de pan rallado y dos cucharadas de perejil picado.

2. Forma bolitas y rebózalas: primero por pan rallado, después por huevo batido y, de nuevo, por pan rallado y fríe en abundante aceite caliente.

3. Dóralas por todos los lados y retíralas a un papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

DADO “RUBIK” DE FRUTA Y QUESO FRESCO

Ingredientes para 4 personas:

– 200 gramos de sandía
– 200 gramos de kiwi
– 200 gramos de queso fresco
– Hojas de menta o lechuga para adornar

sandia y kiwi

Elaboración:

1. Pela la sandía y los kiwis. Corta el queso y las frutas en dados iguales y no muy grandes.

2. Coloca en un plato los dados formando un dado grande (que puede ser de 3 piezas x 3 piezas, por ejemplo). Adorna con lechuga o menta.

PIRULETAS DE FRUTA Y CHOCOLATE

Ingredientes para 4 personas:

– 200 gramos de chocolate fondant
– 4 kiwis (o cualquier otra fruta como naranja, plátano, manzana, piña, etc)
– 12 palos de helado

kiwi con choclate

Elaboración:

1. Pela el kiwi y córtalo en rodajas gruesas. Inserta un palo de helado en uno de los extremos y déjalo en el congelador durante un par de horas.

2. Funde el chocolate en el microondas o al baño maría.

3. Introduce la piruleta de fruta directamente dentro del chocolate hasta que quede totalmente cubierta, sácala y deja que se enfríe antes de consumir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s