Después de los excesos… ¡dieta sana y equilibrada para recuperar el organismo!

Las navidades han quedado atrás, y con ellas los atracones, la comilonas, los turrones y los roscones. Pero ahora que nos subimos de nuevo a la báscula nos damos cuenta que no han quedado en el olvido, sino que se reflejan en algún que otro kilito de más. El botón del pantalón no abrocha con la facilidad de antes y toca recuperar la figura, eso sí, sin dejar de lado la dieta sana y equilibrada, nada de querer perderlo todo en dos días.

Y es que durante las fiestas se peca de una dieta abundante, comemos más de lo que necesitamos, y el organismo almacena el excedente en forma de grasa. Esto hace que se acumulan sustancias de desecho que no son fáciles de eliminar y que hacen que la piel se resienta, nos sintamos fatigados, con falta de vitalidad e hinchados.

recuperar figura

Para recuperar la figura y eliminar esas toxinas, es necesario reducir el aporte de calorías, con comidas más ligeras y sanas, un objetivo que debe realizarse de forma saludable y equilibrada, dejando a un lado las dietas milagro. La mejor opción es ponerse en manos de un profesional que nos indique que alimentos son los que nos ayudan a depurar las impurezas y cuál es la mejor manera de perder peso en función de cada persona. Por eso, los profesionales de Nutricion Center nos ofrecen estas pautas para depurar el organismo y eliminar los excesos acumulados:

1. No saltarse las comidas. Puede que sea el punto más importante a la hora de ponernos a dieta, es obligatorio hacer esas cinco comidas al día que nos ayudan a estar saciados y a no llegar con demasiada hambre a la siguiente toma. Conviene realizar un desayuno más ligero pero nunca eliminarlo, ya que repone fuerzas y controla el apetito hasta la hora de comer. Además, la fruta y la verdura entre horas ayuda a evitar el picoteo.

dieta sana

2. Un menú ligero. Combinar alimentos bajos en calorías como hortalizas, verduras, carnes magras o pescados y, además, cocinarlos de forma ligera, al vapor, a la plancha, al horno o a la parrilla. Las ensaladas son una buena opción, ya que contrarrestan el efecto toxinas, y son ricas en vitaminas y antioxidantes.

3. Equilibra las proteínas. Es importante tomar proteínas animales de pescado, carnes blancas poco grasas y huevos, así como proteínas vegetales como las de las legumbres.

4. Reduce calorías. Surprime el azúcar de mesa y evita los refrescos con azúcar añadido, así como los alimentos fritos que añaden muchas calorías. Es mejor optar por formas de cocción más sanas como hervir, al vapor o a la plancha. Además, es conveniente sustituir los lácteos por productos desnatados.

salmon a la plancha

5. Añadir alimentos depurativos. El calabacín, los espárragos, las alcachofas o la piña ayudan a depurarnos y alivian la hinchazón de estómago y la pesadez. También se recomienda incrementar el consumo de sopas y cremas de verduras.

6. No olvidarse de la fibra. Incluye en tu dieta alimentos con fibra como cereales integrales, legumbres, frutas con piel y verduras. Estos alimentos ayudan a ir al baño con regularidad y desinchan el vientre.

7. Menos sal. Restringe la sal en las comidas. Una buena opción para condimentar los alimentos y que no estén tan sosos es utilizar hierbas aromáticas, albahaca, orégano, perejil o ajo.

     8. Infusiones para depurar. Contrarrestan las molestias de las digestiones pesadas y la sensación de hinchazón debido a gases y a la retención de líquidos, además favorecen la eliminación de toxinas.

infusion

9. Crearse una rutina. Realizar las comidas siempre a la misma hora es importante para regular el tránsito intestinal.

Además, aquí tienes un ejemplo de dieta sana y equilibrada que te ayudará a recuperar tu peso de una manera fácil y sin miedo a recuperarlo:

Desayunos:
Lácteo desnatado (leche, yogurt…); cereal integral o pan y un kiwi.

A media mañana:
Un menta-Poleo y manzanas asadas al horno.

A media tarde:
Infusión y fruta.

Lunes:

Comida: Ensalada Caprese y estofado de garbanzos con hongos.
Cena: Escarola con granada y queso fresco. Papaya

Martes:

Comida: Crema de espárragos. Salteado de ternera con verduras.
Cena: Compota de manzana con yogur. Sopa pescado.

Miércoles:

Comida: Brócoli con zanahoria y jamón. Solomillo de pollo al limón.
Cena: Timbal de tomate y atún. Fresas.

Jueves:

Comida: Crema de calabaza con toque de apio. Conejo especiado.
Cena: Sopa de pescado. Uvas.

Viernes:

Comida: Espárragos con vinagreta y mini ensalada. Dorada al horno con champiñones y gambas.
Cena: Fajitas de pollo con pimientos. Yogur desnatado.

Sábado:

Comida: Crema de coliflor. Estofado de pavo y verduras.
Cena: Ensalada de tomate y boquerones. Piña.

Domingo:

Comida: Ensalada de tomate y langostinos. Salmón y setas a la plancha.
Cena: Rulos de lubina con trigueros. Yogur líquido desnatado.

Puedes encontrar todas estas recetas y muchas otras en este canal

dieta chanel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s