Para despertar el hábito lector en los niños, la lectura debe ser un acto lúdico y divertido!

Existen tantas formas de lectura como lectores, y conseguir que los niños descubran cómo y por qué leer son preguntas complicadas incluso para los adultos, pero que vale la pena tratar de responderse.

Es cierto que leer mejora la escritura, la expresión oral, la ortografía, la capacidad de razonamiento y reflexión, y da herramientas para pensar de manera crítica y con amplitud. Pero también es cierto que aunque todo esto es muy importante, no debería ser el motor que moviera a la lectura. No existe una única razón para leer, y aunque los padres pueden y deben incentivar el gusto por los libros, en última instancia son los niños quienes deben descubrirlo por sí mismos.

Según explica Sven Huber, cofundador de ‘boolino’, “la función utilitaria de la lectura es necesaria y esencial en la escuela, es práctica para manejarse en el mundo, y a través de ella se sientan las bases de un buen aprendizaje. Sin embargo, con estos argumentos no seduciremos a un niño para que lea, ni conseguiremos que se involucre en esta experiencia; un niño o niña, para disfrutar leyendo debe, ante todo, divertirse.

Niño leyendo

En definitiva, la lectura debe ser un acto lúdico y divertido que ofrezca un espacio para la imaginación a través de  libros que sugieran, que entreguen píldoras de conocimiento que el niño o niña tome y utilice según le convenga, y esto no tiene que ser necesariamente reglado como en la escuela.

En este sentido Huber sostiene que hay que tener cuidado con el didactismo. “Aunque es clave en su educación, con él no conseguiremos que un niño o niña lea con entusiasmo. Cuando sean más mayores y con un bagaje de lecturas importantes, cuando comiencen a preguntarse por aquello que no comprenden o que les resulta curioso, o por aquello que desean conocer en profundidad, entonces podrán comprender que no siempre se lee por diversión, que también se lee para descubrir, para aprender, para satisfacer necesidades intelectuales”.

boolino1

Maurice Sendak afirmaba que lo que te hace lector de por vida es el recuerdo de las personas que leen junto a ti en la infancia, una conexión que dura toda la vida y que nos hace volver a los libros con amor y cariño. Es gracias a esta relación con la lectura que un niño o niña, poco a poco, acudirá a los libros por voluntad propia, con devoción, impaciencia y necesidad.

Una comunidad online que fomenta la lectura en familia

‘boolino’ pone a disposición de los padres una comunidad online gratuita con una base de datos de más de 50.000 títulos de libros infantiles, donde también podrán acceder a recomendaciones de lectura personalizada según la edad de los niños, que les permita disfrutar el hábito de la lectura con ellos; y a una comunidad de 44.000 padres que buscan, comentan y compran libros infantiles.

boolino2

Además, recientemente ‘boolino’ ha lanzado un nuevo concepto de lectura en familia, “my little book box”. Según Cristina Puig, responsable de esta iniciativa, “es la solución ideal para compartir la lectura entre padres y niños hasta siete años. Es lectura, juego, diversión y educación a la vez. Nuestro equipo pedagógico y de expertos en literatura infantil y fomento de la lectura elaboran esta caja de libros y actividades relacionadas”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s