¿Cómo acelerar la recuperación tras el parto?

El puerperio o postparto comprende las semanas siguientes al parto, en las que el organismo va recuperándose poco a poco del esfuerzo vivido, a la vez que vuelve a su estado anterior a la gestación. Estos cambios, unidos al cansancio de adaptarse al nuevo bebé, hacen que estas primeras semanas no sean nada fáciles, pero mediante unos sencillos pasos la mujer puede facilitar su recuperación.

Durante la cuarentena, los 40 días posteriores al parto, el cuerpo se recupera físicamente del embarazo y del parto: el útero se contrae para volver a su estado inicial y el volumen del abdomen va disminuyendo, aunque tardará un par de meses en desaparecer totalmente.

recuperación postparto

Además se producen una serie de pérdidas sanguíneas. Al principio serán más abundantes y de color rojo fuerte, con coágulos. Tras el quinto día se vuelven rosados y menos frecuentes. Desde el décimo día hasta la tercera o sexta semana (según la persona) serán amarillentas y blanquecinas.

En torno a los 25 primeros días se produce la cicatrización espontánea del endometrio, aunque lo normal es que la menstruación tarde unos meses en volver, sobre todo si se está dando el pecho. También cicatrizan en estas semanas el cuello uterino, la vagina, y el himen. Se recomienda no practicar sexo hasta pasada la cuarentena, o hasta que el médico lo aconseje, según tarde más o menos la zona en recuperarse.

En los primeros 10 días es muy frecuente padecer lo que se conoce como “tristeza posparto”, que se caracteriza por una cierta irritabilidad emocional donde se alternan momentos de llanto con otros de euforia. El miedo a la maternidad, unida a esta revolución hormonal al primer momento, hace que se sienta mucha angustia y ansiedad. No obstante, en la mayoría de los casos esta tristeza desaparece espontáneamente en unos días. Si no fuera el caso, estaríamos hablando de depresión posparto, que debe ser reconocida y tratada por un especialista.

depresión postparto

Consejos para superar el puerperio

Para que la mujer se recupere debe descansar y dormir lo más que pueda en estos primeros días. Como el bebé no lo pone fácil hay que apoyarse en la pareja, familiares y amigos. La mamá deberá aprovechar para dormir siempre que el bebé duerma.

La alimentación ha de ser nutritiva y equilibrada. Si la mamá da el pecho, con mayor motivo, ya que la lactancia materna supone un consumo energético importante. En muchas ocasiones, además, la alimentación puede complementarse con un polivitamínico prescrito por el ginecólogo. Existen complementos de la dieta específicos para la lactancia.

Finalmente y respecto a la higiene, para lavar los puntos hay que usar agua y jabón de pH neutro, sin abrir los labios, siempre con agua corrida para prevenir infecciones.

Texto cedido por Gynea Laboratorios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s