Cómo prevenir las infecciones de repetición en la infancia

Los recién nacidos y lactantes poseen un sistema inmunitario inmaduro y en el que todos los mecanismos de defensa están disminuidos. La leche materna, con sus potentes factores inmunogénicos de defensa, es la encargada de la protección frente a los microorganismos.

La resistencia frente a las infecciones depende de gran cantidad de compuestos presentes en la leche, siendo los más importantes: las inmunoglobulinas, las enzimas y una proteína, la lactoferrina. Durante los primeros años de vida los niños son más susceptibles a infecciones, particularmente aquellas que penetran a través de la mucosa, del tracto respiratorio y gastrointestinal.

Lactancia

Entre los factores de riesgo encontramos el abandono precoz de la lactancia materna, o la entrada temprana en la guardería. Se disponen de pocos estudios epidemiológicos sobre la frecuencia de las infecciones de repetición en la infancia en nuestro país. Se admite que cada niño sufre al año una media de 8 a 10 procesos respiratorios de vías altas clínicamente aparentes, y de 2 a 3 procesos de diarrea.

Las infecciones no suelen ser graves, la mayoría son víricas y sólo requerirán un tratamiento sintomático, en muchas ocasiones tratamientos antibióticos y ausencia escolar. Las infecciones más frecuentes se suelen dar en lactantes de menos de dos años con asistencia a guarderías. A partir de los cinco años el ritmo de infecciones irá descendiendo.

Guardería

Entre las soluciones se encuentran los complementos diseñados para mejorar el sistema inmunológico del niño. Como las infecciones respiratorias y gastrointestinales en los pequeños son una de las causas más frecuentes de consulta pediátrica, te podemos recomendar un complemento alimenticio, Orsadín Inmun de Gynea, que contribuye al funcionamiento normal del sistema inmune. Se recomienda desde la primera infancia hasta los 12 años.

Hay que recordar que el aumento de las defensas del sistema inmunitario contribuye a reducir el número y la intensidad de los episodios. Y, sobre todo, es muy importante alargar la lactancia materna todo lo que se pueda, pues es el alimento más saludable que un bebé puede tomar, y que reforzará sus sistema inmunitario hasta que pueda defenderse por sí mismo.

Texto cedido por Gynea Laboratorios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s