Los beneficios de la fisioterapia durante la menopausia

La fisioterapia es un gran aliado en la menopausia. La menopausia es una etapa más en la vida de todas las mujeres, pero trae consigo la aparición de ciertas patologías: osteoporosis, dolores musculares o incontinencia urinaria, entre otras.

La menopausia viene precedida por la premenopausia, que suele comenzar unos 2-4 años antes de la última menstruación y dura hasta un año después de la misma. En ocasiones, la menopausia también puede producirse como consecuencia quirúrgica, especialmente si se extirpan ambos ovarios.

Entre los 40-50 años, la mujer va experimentando cambios debidos a este proceso natural, causados en gran medida por la disminución de los niveles hormonales provocando numerosos síntomas o favoreciendo la aparición de ciertas patologías como las comentadas anteriormente, además de pérdida de masa muscular, sofocos, incontinencia urinaria, sequedad vaginal o dolor durante las relaciones sexuales.

Pues bien como venimos comentando la fisioterapia es un gran aliado a la hora de combatir estos problemas. Son especialmente conocidos sus beneficios a nivel músculo-esquelético y algunas de sus técnicas: terapias manuales, magnetoterapia, ultrasonidos, termoterapia, baños de parafina…Sin embargo, la fisioterapia en pelviperineología es una gran desconocida.

Baños de parafina

Los fisioterapeutas especializados en las Unidades de Suelo Pélvico, llevan a cabo un abordaje integral tratando patologías uroginecológicas (incontinencia urinaria), coloproctológicas (estreñimiento), osteopáticas (tanto viscerales como estructurales), edemas…

Técnicas de tratamiento

El aprendizaje de los ejercicios de suelo pélvico es la base de muchos de los tratamientos de la fisioterapia urinoginecológica para problemas de incontinencia urinaria y/o fecal, y disfunciones sexuales. Los ejercicios de Kegel son los más conocidos, pero no todo el mundo es capaz de hacerlos correctamente, por ello se usan para su aprendizaje técnicas complementarias como el biofeedback, terapia manual, electroterapia, etc.

El biofeedback es una técnica que se utiliza de manera muy habitual en la reeducación del suelo pélvico. Se consigue mejorar la continencia e integrar dicha musculatura en sus actividades de la vida diaria.

Biofeedback

La electroterapia o uso de corrientes de diferentes frecuencias  sirve para modular el dolor, mejorar el retorno venoso y que la paciente aprenda a controlar esa musculatura que no sabe utilizar.

El masaje perineal es una técnica manual más conocida por el uso en la preparación al parto, pero especialmente interesante en esta etapa en la que los tejidos de la mujer se vuelven más rígidos. El masaje perineal busca la mejoría del tejido aumentando la vascularización y oxigenación del mismo, elastificándolo, normalizando el tono muscular e inhibiendo los puntos dolorosos.

Otras técnicas son la termoterapia, la magnetoterapia, la punción seca, la gimnasia abdominal hipopresiva, el balón rectal, la corrección de hábitos, el láser, los estiramientos, la osteopatía o la corrección postural globa.

María Cejudo Figueiras
Fisioterapeuta especialista en Pelviperineología.

Texto cedido por Laboratorios Gynea

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s