Cuida tu piel del sol, que no sufra lesiones este verano!

En verano, cuidar la piel es fundamental para evitar trastornos cutáneos.

Con la llegada del verano, el agua del mar, la exposición al sol y al aire libre, las pieles atópicas, extrasecas y secas mejoran su aspecto. Sin embargo, los gérmenes, la sudoración y el abuso de la exposición solar sin una correcta protección, se convierten en los principales enemigos de la piel.

El sol es un gran aliado para las pieles atópicas, ya que los rayos ultravioleta provocan un cambio en las células del sistema inmune de la piel inhibiendo la inflamación, y actuando sobre los gérmenes infecciosos de la piel. Pero el clima caluroso y húmedo da lugar a un exceso de sudoración  que tiende a empeorar los síntomas de estas alteraciones cutáneas.

Puede aparecer un “sarpullido por calor” llamado Miliaria rubrea, causado por un bloqueo de las glándulas sudoríparas, por lo que se acumula sudor en los conductos ecrinos. Sus síntomas son:

Eritema: la piel se pone roja y áspera.
– Aparecen pequeñas ampollas, sobre todo en los pliegues cutáneos y áreas cubiertas por la ropa.
– Aparecen heridas derivadas del rascado.

Además, se ha de tener en cuenta que una inadecuada exposición de los rayos UV también conlleva efectos negativos sobre la piel, como las quemaduras, la aparición de manchas, envejecimiento de la piel, y el aumento del riesgo de padecer melanomas y cáncer de piel.

Uno de los grandes grupos de personas que debe tener especial cuidado con la exposición solar son las que sufren dermatitis atópica, eczemas, eritemas y otras alteraciones de la piel. Por estos motivos, se recomienda evitar la exposición solar de 11h a 16h, aplicar fotoprotectores con un factor solar elevado que no contengan colorantes, perfumes, conservantes ni parabenos para evitar una reacción fototóxica, aclarar la piel con agua corriente después de cada baño en mar o piscinas, secar la piel sin frotar y aplicar una crema hidratante en todo el cuerpo para contrarrestar los efectos de la deshidratación de la piel.

STADA Consumer Health promueve una serie de consejos para que este verano no te olvides en ningún momento de cuidar tu piel:

–    Usar ropas más ligeras, como el algodón, el lino o la seda.
–    Lavar la ropa con jabones no iónicos, pobres en aditivos y sin suavizantes.
–    Ventilar habitaciones para favorecer la eliminación de ácaros o sustancias irritantes.
–    Respecto a las piscinas: usar “cremas barrera” antes del baño en las zonas de la piel donde haya eczemas.
–    Utilizar fotoprotectores indicados especialmente para pieles atópicas o sensibles que no lleven: colorantes, perfumes, conservantes y parabenos.
–    Mantenerse en la sombra, especialmente durante el mediodía. Utilizar gafas de sol y sombrero.
–    No permanecer mucho tiempo en el agua.
–    Ducharse después de cada  baño para eliminar residuos de productos químicos de las piscinas.
–    Después del baño o siempre que sea necesario, aplicar diariamente una loción adecuada para pieles con dermatitis atópica. Una de las más adecuadas que puedes encontrar es Multilind MICRO Plata, con micropartículas de plata que, aplicada sobre la piel, la hidrata en profundidad durante todo el día.

Un pensamiento en “Cuida tu piel del sol, que no sufra lesiones este verano!

  1. Pingback: Multilind amplía su gama con un gel para pieles secas, extrasecas y atópicas | mamassaludables.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s