Consejos para evitar posibles infecciones respiratorias en los niños

Las infecciones de las vías respiratorias y la tos son algunas de las causas que más angustia generan en los padres, y son los motivos de visita más frecuentes a la consulta del pediatra. Los pediatras de la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP) advierten que es necesario distinguir la tos asociada a procesos infecciosos de repetición de la tos crónica o persistente.

Ante este tipo de consultas, el médico de AP pediátrica suele preguntar acerca de las características de la tos y la presencia de otros signos de enfermedad respiratoria. Además, la exploración básica ayudará en el diagnóstico y en el tratamiento a seguir. En este sentido, sólo el 10% de los niños continúa tosiendo hasta 25 semanas después de la infección y, según datos de la SEPEAP, “la prevalencia de tos crónica es alta y actualmente, representa hasta al 26,8% de niños de entre 7 y 10 años“.

¿Cómo podemos evitarlo?

Para el tratamiento de la tos, los expertos recomiendan una hidratación oral abundante con líquidos tibios y mantener la vía nasal desobstruida mediante lavados nasales con suero fisológico. Asimismo, es aconsejable evitar las estufas que producen aire caliente y seco, que dan lugar a un ambiente húmedo.

Diversos estudios han demostrado que una función pulmonar anómala puede prolongarse hasta 18 meses en los casos de niños con madres fumadoras. De hecho, el 63% de los niños asmáticos viven en hogares con padres fumadores, y hasta el 50% de la población pediátrica es fumadora pasiva. Por esta razón, no fumar en presencia de los niños es fundamental para evitar posibles enfermedades pulmonares.

Otra de las medidas que los pediatras aconsejan, una vez cumplido el tratamiento, es posponer la vuelta a la guardería del niño para evitar nuevas infecciones, ya que “parece demostrada una mayor susceptibilidad si la reincorporación es inmediata”, explican desde la SEPEAP.

Una vez que han cumplido unos años, es importante que lleven una vida saludable, con dieta variada y equilibrada, y con la práctica de algún ejercicio físico, para que su capacidad pulmonar aumente, y su corazón se vuelva más fuerte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s