Ejercicios para mantenerse ‘en forma’ en la oficina

Los trabajos de hoy en día, en su mayoría, requieren de una actividad sedentaria, con un esfuerzo físico mínimo. Estar más de 6 horas sentados en una oficina, delante del ordenador, no requiere de ningún esfuerzo físico y esto también puede traer consecuencias negativas para la salud.

Un estudio americano publicado recientemente, asegura que existe una relación entre el tiempo que pasamos sentados y la mortalidad. De hecho, apunta que el riesgo de mortalidad de las mujeres que pasan más de 6 horas diarias sentadas aumenta un 37%, frente a las que pasan 3 horas diarias. El estudio concluye, además, que cuando la actividad laboral sedentaria se une a una falta de actividad física en el tiempo libre, el riesgo de mortalidad casi se triplica.

Dado que estos trabajos “exigen” estar sentados durante horas, ‘Néctar, Salud en Positivo’ nos da algunas recomendaciones para ejercitarte en la oficina y contrarrestar así el sedentarismo laboral. ¡Toma nota!

  • ¡Muévete por la oficina!: ¿Cuántas veces has llamado a un compañero que está en tu misma planta? levántate y ve a hablar con él directamente. Recoge las hojas que imprimas, no le pidas a un compañero que, de paso, te las traiga; acércate a la cocina a por un vaso de agua cada vez que tengas sed, en lugar de tener la botella al lado, etc. Tienes un montón de opciones con las que levantarte y darte un paseo.
  • Siempre por las escaleras: A menos que trabajes en un décimo piso, te proponemos que cada vez que tengas que salir a la calle (a comer, a fumar, a tomar el aire o a tomar un café) te olvides del ascensor y subas y bajes por las escaleras.
  • Abdominales en cualquier momento: Es una zona que podemos trabajar perfectamente mientras estamos sentados. Contrae los abdominales, cuenta hasta cinco y relaja lentamente. Haz 3 series de 20 contracciones cada una. Verás como tu vientre se refuerza si haces este ejercicio cada dos horas.
  • Tonifica los muslos: Siéntate con la espalda recta y apoya las manos sobre el asiento. Extiende la rodilla hasta que la pierna esté completamente paralela al suelo y aguanta esta posición 3 segundos. Relaja y haz lo smimo con la otra pierna. Repítelo 10 veces con cada pierna, aguantando un segundo más en cada repetición. Una forma fácil de tener las piernas más fuertes y menos cansadas.

Si gestionas estos ejercicios con una dieta variada y equilibrada, ya verás cómo te sientes mucho mejor a la vez que tu salud te lo agradece.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s