La dieta, la contaminación y la sequía pueden propiciar la aparición de asma

Recientemente se ha celebrado la III Jornada sobre Salud Infantil y Medio Ambiente, organizada por la Fundación Roger Torné, en colaboración con la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) y la Fundación La Caixa, y que ha puesto de manifiesto algunos de los factores que pueden propiciar la aparición de asma en los niños.

El Dr. Manuel Praena, coordinador del Grupo de Vías Respiratorias de la AEPap apoyó la idea de que el medio ambiente interactúa en la genética de los individuos y afimó que “dicha interacción nos permitirá saber qué actividades de promoción de la salud deberíamos llevar a cabo para orientar a las familias en hábitos saludables, así como exigir a las administraciones públicas cambios legislativos de protección del medio ambiente que ayuden a mejorar la salud de los individuos”.

A día de hoy, el riesgo ambiental más consistente y significativo para el desarrollo del asma en la niñez es la exposición al humo del tabaco, hecho que se ha identificado en numerosos estudios epidemiológicos. Y no solo es peligroso que la embarazada fume, que a ésta se la someta a tabaquismo pasivo aumenta, y mucho, las posibilidades de que el feto desarrollo episodios de asma.

La importancia de una buena alimentación

La dieta también es un factor que influye en la prevalencia de las patologías respiratorias. “Se ha demostrado que el consumo frecuente de frutas, verduras y pescado se asocia con una prevalencia más baja de asma, mientras que un alto consumo de  hamburguesas, por ejemplo, entre otras comidas excesivamente grasas, desemboca en una mayor prevalencia de la misma. Es decir, la dieta mediterránea presenta un efecto claramente protector para la prevención de asma”, señaló el experto.

¿Influye el cambio climático?

Por su parte, el Dr. Aaron Bernstein apuntó que el cambio climático ya ha comenzado a afectar a la salud de los niños a nivel mundial, porque perjudica la calidad del aire, la disponibilidad de alimentos y el agua dulce. “Los acontecimientos extremos como olas de calor, sequías e inundaciones, tienen un efecto muy negativo sobre la salud humana, tanto física como psíquica”.

“España tiene muchas posibilidades de sufrir en un futuro sequías extremas” e hizo un llamamiento para que los gobiernos sean conscientes de que hay que modificar los planteamientos económicos en relación a las medidas de protección del medio ambiente, para que las posibles consecuencias para la salud sean minimizadas al máximo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s